Fotografía: Su trato en la actualidad – Opinión

La fotografía es el arte y la técnica de poder adquirir imágenes gracias a la acción química de la luz sobre una superficie con unas características determinadas. Para poder crear unos trabajos fotográficos, esta requiere de ser practicada 1 y otra vez. Así pues, podrás conseguir algo que se asemeje a lo que a ti te guste ver, e incluso, quieras mostrar.

Aparte, anteriormente requería más esfuerzo con la fotografía analógica, ya que funcionaba por carrete y no podías eliminar y repetir de nuevo. Podrías llegar a gastarte un dinero con carretes para sacar la fotografía perfecta. Fue una de las grandes ventajas que obtuvimos al pasar a la fotografía digital, y esta facilidad dio más interés a gente nueva para probar y manejarse con ella.

Además, la edición fotográfica hace que en muchos casos, las fotografías mejoren visualmente. Puedes encontrarte cualquier fotografía editada por Internet que alucinarías con todo el trabajo que conlleva detrás. Un trabajo que seguramente habrá llevado horas y horas de esfuerzo y aprendizaje para hacer algo tan sublime.

Sin embargo, hay ciertos puntos que se están perdiendo y que quizás deberían de volver a tenerse en cuenta. Antes que nada, quiero comentar una cosa. Para mí, la fotografía es una afición, de la cual, poco a poco intento convertirla en un trabajo. Es algo de la cual me gusta poner empeño y dedicar tiempo tanto para fotografiar como para su edición. No soy el mejor, pero siempre intento mejorar día tras día. Simplemente, lo que irá a continuación es una mera opinión de alguien que le encanta trabajarla.

¿Que problemas tiene la fotografía actualmente?

Editar fotos ajenas sin consentimiento del autor

Cómo dije antes, la fotografía es mi afición, es algo de lo que me gusta trabajar para probar. Estoy cada día aprendiendo en añadir efectos, filtros y más cosas a esta, y por eso, me gusta ser yo quien puede decidir que hacer sobre mi propio trabajo. Actualmente, mucha gente también tiene las ganas de aprender a editar fotografías, y eso está bien, la curiosidad por aprender técnicas de edición siempre es bueno. Pero siempre hay que tener cuidado sobre qué trabajos vas a editar.

Yo intento mimar mi trabajo, dar esa edición que a mí personalmente me parece satisfactoria, y si al modelo cree que sería conveniente incorporar alguna cosa que yo pueda adjuntar o alguna cosa que crea mejor eliminarla y no me lleve mucho trabajo, todo el mundo contento. Lo que no veo correcto es que sobre una foto ya editada, sin ni siquiera haber pedido un permiso, decidas añadir más ediciones sobre ese trabajo y machacar lo que yo he dedicado tiempo. A mí parecer, es una forma de no respetar el trabajo de quien edito esa fotografía.

Imaginar este ejemplo: Leonardo Da Vinci creando la obra de la Gioconda. ¿Os imagináis que hubiese pasado si a la hora de publicar su obra, alguien hubiese decidido retocarla? Esta creada al gusto del autor, lo mismo debería de ser con la fotografía. Esta debería de estar moldeada al gusto del fotógrafo / editor de la foto y no ser alterada. Si el fotógrafo por su cuenta, decide conceder el permiso, adelante, pero si no se pide, no se debería de realizar dicho acto.

Recortar la firma del autor

En relación al anterior punto, añado también el cuando estás fotografías son publicadas en Instagram. Hay personas que aprovechan y añaden filtros también machacando la edición. Pienso que sigue siendo una falta de respeto hacia el editor, pero en este punto añado algo más.

Instagram, por defecto, añade la fotografía a un formato rectangular, del cual, mucha gente la acomoda. En mi caso, mi marca de agua está en alguna de las esquina porque no me gusta el hecho de plantarla en mitad de la nada y hacer que sea molesta. Otros opinan que lo mejor ante esto es recortarla, con una mención al fotógrafo es suficiente.

He llegado a puntos en que esto ya me da igual, quién lo haga, pues nada, una foto en la que me quita publicidad visual, quizás más adelante decido no ofrecerle a esa persona publicidad visual, y quién no lo haga, le doy más movimiento, así de simple. Aun así como consejo, si no añades la firma porque no te cabe, te recomiendo utilizar apps como InShot.

InShot: Cuadrar tus fotografias en Instagram

 

Publicar trabajos desacreditando al fotógrafo (y en muchas ocasiones, al modelo)

Este punto es uno de los pocos que día a día veo que va mejorando bastante, pero todavía perdura. Hay medios informativos que cuando requieren de fotografías, escogen algunas por Internet que les sirvan para vender un articulo. El problema es que también vendes a un modelo y a un fotógrafo. Es triste ver que en ocasiones no se les de ningún crédito a ninguno de los 2, solo porque esa foto vende pero no damos a conocer a quienes están detrás.

Aquí hay una pequeña defensa que le puedo dar a los medios al subir el trabajo. Es probable que este medio no conozca quien es el fotógrafo o el modelo. Sin embargo, si hay personas que te mencionan quienes son o te planteas en buscar quienes son, los puedes encontrar. Yo con el trabajo que publico de eventos, siempre doy mención a los modelos, los cuales, puedas buscar su trabajo. También en ocasiones, fotografío a gente de la cual no me dan ninguna referencia de quienes son. Ya aseguro que la poca gente que no he mencionado es porque no encontré el medio donde mencionarles, si no, estarían puestos.

 

Reprochar por los precios

Otra cosa que suele afectar en el tema fotográfico es el tema de quejarse por precios. La mayoría de ocasiones va a ser porque el precio que se establece es elevado y que no se puede pagar. Pensar que tanto la cámara como todos los materiales que usamos cuestan un dinero. De la misma forma, nuestro tiempo en formación cuesta tiempo y en ocasiones, también dinero. Incluso, en casos de tener un estudio, ese local también tiene gastos de mantenimiento.

Un fotógrafo va a establecer sus precios en base a sus conocimientos y gastos que pueda tener. No podemos hacer una rebaja de precio por la cara a menos que eso se pueda permitir, pero siempre dependiendo de como lo vea el fotógrafo. Este punto también es muy válido en otros campos, ya sea en ilustración, videografía, diseño web o cualquiera que requiera el esfuerzo de alguna persona.

 

Hacer trabajo gratuito

Por una parte, veo correcto hacer el trabajo gratuito cuando tu como fotógrafo quieres hacer tu fotografía porque te apetece. Si te apetece fotografiar a cierto modelo y este se deja fotografiar, ahí te doy el pase. Lo que no doy el pase es que como a uno si que se lo he hecho, al resto de la humanidad se lo tengo que hacer también. Ya lo he comentado antes, todo el material a utilizar cuesta un dinero. Si realmente te interesa el trabajo del fotógrafo con el que quieres trabajar, contrata sus servicios.

Si como fotógrafo, te interesa hacer un proyecto y necesitas modelos, busca contactos o gente que pueda estar interesada, o incluso si lo requiere, contrata a los modelos. He visto ya varios casos de gente que quiere empezar con la fotografía y se ha vendido con el hecho de hacer trabajo gratuito (incluso alguna vez, pidiendo exigencias al modelo). Empieza buscando por tu cuenta, prueba con amigos, ves a eventos y sigue probando. No empieces a venderte así, porque al final desprestigiaras el trabajo de los demás fotógrafos.

 

Comercializar trabajo fotográfico gratuito

Otra cosa que estoy viendo mal con respecto a esto es el sacar coste al trabajo gratuito. Ejemplo, gente que coge fotos que les han hecho en eventos del cual sacan prints sin el consentimiento del fotógrafo. Primero, me parece mal por el hecho de que la imagen podrías ser tu, pero la propiedad es del fotógrafo, por lo que podría considerarse hurto de trabajo. Hay fotógrafos que llegan a algunos tratos con la gente y acaban ofreciendo un beneficio tanto para el modelo como para el fotógrafo. Sin embargo, lo segundo, es que en principio, material que tomas dentro de un evento, es propiedad del mismo evento también.

Esto último es debido a todas aquellas personas que hacían fotos sin consentimiento a los cosplayers en eventos e incluso comercializaban con sus fotografías sin el consentimiento del mismo modelo. Por eso mismo, tiene que haber acuerdo entre ambas partes. El fotógrafo tiene el deber de no vender su trabajo material a personas ajenas sin el consentimiento del modelo y viceversa. Y en el caso de que haya una tercera persona como es un evento, el tema de venta de esas fotografías podría perjudicar también al modelo como al fotógrafo.

Y en cuanto a tema de alguna sesión externa, si el fotógrafo realiza su trabajo gratuitamente y el modelo decide vender su trabajo, que haya consentimiento por ambas partes. Ahora si, si el fotógrafo lo hace porque le apetece y quiere regalar su trabajo, adelante, pero así fastidia a muchos fotógrafos que intentan ganarse la vida con este trabajo.

 

Ahora cualquiera puede ser fotógrafo

Este punto no lo digo de manera a atacar. Como ya dije, muchos han empezado a tener la curiosidad de probarla y trabajar con ella, eso me parece fenomenal. Es más, yo también empece por la curiosidad y con ello fui observando y aprendiendo. Sin embargo, la era moderna nos ha dado facilidades con la fotografía, por ejemplo, podemos tener cámaras en nuestros teléfonos. Hoy cualquiera que hace 4 fotos randoms con el móvil ya se puede considerar un fotógrafo sin haberla practicado antes. Al igual que ahora tiene más valoración una selfie que una foto elaborada.

Y es que la fotografía ha perdido ese toque de singularidad que tenía muchos años atrás con la analógica. Actualmente, o improvisas y sacas un estilo de fotografía que destaques como fotógrafo o te será inútil vivir de ella.

¿Como podemos tratar mejor a la fotografía en la actualidad?

Creo que lo importante para que sea bien tratada es poder tener en cuenta el trabajo del fotógrafo. El, como artista, también quiere dar a conocer su trabajo, al igual que cada uno quiere dar a conocer su talento al mundo. Si todos respetamos el trabajo de cada uno, podríamos dar un gran paso tanto para fotógrafos como para modelos. Yo al menos lo intento hacer así, quien realmente valoré mi trabajo, yo daré a valorar el suyo.

En resumen

Internet ha ofrecido muchas facilidades a la gente para obtener todo tipo de trabajos. Navegando puedes obtener con facilidad trabajos que pueden estar protegidos por derechos de autor. La fotografía, por desgracia, a caído en este ámbito.

Ahora cualquiera puede acceder a tu trabajo si lo has publicado en la red. Cuando lo subes, es un trabajo libre al público aunque tenga derechos por debajo. Lo malo es que a día de hoy, muchos no tiene claro la diferencia entre contenido libre y contenido gratuito.

También, hemos llegado a un punto en que si llevas tiempo trabajando en este campo, pueda venir alguien a desprestigiarte. Que venga la típica persona que comparé un trabajo que lleves elaborando mucho tiempo y te diga que su prima hace las fotos mil veces mejor con su móvil. Ese tipo de comentarios destrozan y no son para nada constructivos. Puedes preferir a un fotógrafo antes que a otro, pero no destroces su moral con comentarios así.

Todos podemos disfrutar de la fotografía. Algunos quieren vender su imagen, otros quieren vender sus servicios. Creo que lo importante es que si vas a meterte en un entorno donde la fotografía este por medio, deberías de tener muy en cuenta este contenido. Y ya no solo menciono a temas fotográficos, menciono a cualquier trabajo que requiera un esfuerzo. No todo en la vida es gratis.

Vuelvo a recordar que esta es mi opinión. Podemos debatir sobre este tema y estoy abierto a escuchar los distintos puntos que me podáis ofrecer. Muchas gracias por haber leído este articulo sobre mi opinión con el trato de la fotografía en la actualidad.

Daenerys por Umi de Jenova – SESIÓN

About the author

Enrique Cuenca

Freak y Amante de los videojuegos. Aprendiendo cada día más sobre Diseño Gráfico y Web, Fotografía, Ilustración, Social Media, Vídeo y 3D. Cursando MPD

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com